Licencia de Creative Commons
blog profesor 3.0 by Alfredo Prieto Martín is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Sígueme en twitter

lunes, 13 de junio de 2016

¿Qué impulsa a innovar en docencia a los profesores universitarios? el ejemplo de la adopción del modelo de enseñanza inversa.

 Al ver que se acercaban las 195.000 visitas a Profesor 3.0 he pensado en el siguiente paso a dar y he decidido continuar con este viaje intelectual dirigido a descubrir cómo debe cambiar el role como docente del profesor universitario en el siglo XXI. Para ello, antes hay que reflexionar sobre como debe cambiar la enseñanza universitaria para adaptarla a los nuevos contextos del siglo XXI. Parece claro que los trabajos de calidad y buena paga del futuro en los países desarrollados requerirán capacidad de comunicación, trabajo en equipo, creatividad y razonamiento critico, no mentes rellenas de conocimientos aprendidos de memoria.  


El futuro del trabajo en el siglo XXI 21st Century Skills: learning for life in our times.
Bernie Trilling & Charles Fadel
 



El valor de la educación universitaria en el siglo XXI no está ya en rellenar la cabeza de nuestros alumnos con conocimientos con fecha de caducidad que serán  obsolescentes cuando nuestros alumnos quieran buscar trabajo. El valor de la educación universitaria esta cada día mas asociado a su contribución al desarrollo de nuestros alumnos como personas y como profesionales competentes con capacidad para el aprendizaje autónomo y el crecimiento permanentes, con competencias transversales y especificas necesarias para desempeñar los perfiles profesionales de esa titulación. La conclusión es que la metodología tradicional de enseñanza, apropiada al fin de la  transmisión de los mejores conocimientos en campos disciplinares y profesionales concretos, no es nada apropiada para fomentar el desarrollo  de aquellas competencias que más van a necesitar nuestros alumnos para desempeñar los perfiles profesionales a los que aspiran.

Seguir transmitiendo oralmente grandes cantidades de información en clase desde el profesor a sus alumnos con monólogos explicativos no es el tipo de actividad y experiencia que más va a ayudar a nuestros alumnos a ejercitar y desarrollar esas competencias. Si seguimos enseñando así  en su futuro nuestros alumnos van a echar de menos esas competencias que podrían haber desarrollado si sus profesores les hubiesen enseñado de otra manera mas acorde a las necesidades de los tiempos que corren. Un desarrollo subóptimo de competencias es el resultado esperable  y predecible de  una educación universitaria que abusa del método magistral y no proporciona suficientes oportunidades a los alumnos para ejercitar el razonamiento crítico, la comunicación, la colaboración en equipos y la creatividad.


Laptop lecture a waste of time for students

Desde hace décadas las mejores universidades de los países más avanzados en educación universitaria  (USA, Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda) han incorporado a su docencia los métodos de aprendizaje  activos e inductivos que dan a sus afortunados alumnos la oportunidad de ejercitar y desarrollar competencias durante el tiempo de las clases universitarias. Sin embargo, en España la extensión de la implantación de estos métodos ha entrado en conflicto con la tradicción cultural profundamente arraigada desde el medievo de usar el tiempo de clase para la transmisión oral de la información que debe ser aprendida por los alumnos.

 Ya en el siglo XVIII el ilustrado español Pablo de Olavide   escribía en su informe sobre la reforma universitaria acerca de este modo tradicional de emplear el tiempo de clase: “tenemos por estilo absurdo y digno de corregirse desde luego el que los catedráticos dicten y los discípulos escriban todos los días sus lecciones. Este método (que en muchas partes se ha suprimido ya) no produce otro efecto que el de hacer perder a los muchachos el tiempo y la letra”. Casi doscientos cincuenta años después, pese  a la wifi y los cañones de proyección seguimos manteniendo esta metodología tradicional de enseñanza transmisiva y al hacerlo escuchamos de ruido de fondo a nuestros alumnos tecleando en sus portátiles y con ello desperdiciamos casi todo el tiempo de clase que podría ser empleado en otras actividades más formativas para nuestros alumnos.

 De este desperdicio del tiempo de clase que Olavide (como buen visionario y true innovator) ya percibió hace 250 años, también se han dado cuenta unos cuantos profesores pioneros e innovadores en las universidades españolas. Sin embargo, como puede deducirse de la siguiente figura a día de hoy estos innovadores que han implementado el aprendizaje inverso en las universidades españolas por ahora no superan el 1% de las plantillas de profesorado de sus instituciones y parece que cuesta conseguir que la mayoría del profesorado les imite.



Según la teoria de Rogers de difusión de las innovaciones empieza con una fase de lento crecimiento (en este caso desde Pablo de Olavide hasta ahora). Para que la innovación se extienda con mas velocidad estos true innovators deben convencer primero a los early adopters de que el cambio es necesario y fácil, el ejemplo de estos servirá para después convencer a la mayoría mas fácil de convencer (early majority) y finalmente habrá que convencer a la mayoría de los más retrasados (late majority y laggards) con el único argumento capaz de convencerles de que el cambio es inevitable para la supervivencia. Llegado ese momento los dinosaurios académicos deberán pues optar entre cambiar para adaptarse a normas de obligado cumplimiento o cambiar a otro tipo de actividad, la alternativa a no cambiar esta forma obsoleta de enseñar será ser de los profesores que sobren en la universidad del futuro y ser prejubilados o despedidos.
 Como puede observarse en la siguiente figura estamos en una fase muy inicial del proceso de extensión de las metodologías de enseñanza inversa en las universidades españolas. Luego mostrare datos que posiblemente indiquen que estamos en la transición inicial entre trueinnovators y early adopters caracterizada por un  rápido aumento del numero de profesores que ponen en práctica la nueva metodología. Mi predicción es que será en el próximo decenio cuendo el número de profesores que implementen el flipped learning crecerá exponencialmente. También es previsible que en el próximo quinquenio  algunas Universidades con estrategia mejor orientada saquen ventaja de sus iniciativas institucionales y otras queden rezagadas y en desventaja. En mi opinión, mi alma mater, la Universidad de Alcalá, la Universidad de Barcelona,  y la Universidad Politécnica de Valencia son (por ahora) ejemplos a seguir en extensión del modelo de aprendizaje inverso .

Curva de Rogers de difusión delas innovaciones aplicada a la innovación en instituciones burocráticas


Las diversas metodologías dentro del modelo de enseñanza inversa permiten transmitir la información a estudiar a  los alumnos por medios electrónicos (documentos, vídeos, slide casts) y comprobar su estudio (mediante cuestionarios on line o actividades de evaluación formativa y discusión en clase). De esta manera se provoca que los alumnos estudien antes de la clase y vengan a ella mejor preparados. Además, al no tener que dedicar tanto tiempo a explicar dispondremos de mucho más tiempo de clase para que sean  ellos los que  protagonicen  el tiempo de clase realizando actividades de aplicación, evaluación formativa y discusión que les permitan construir conocimiento y extraer sentido por sí mismos, profundizar su comprensión y aplicarla a situaciones problemáticas al mismo tiempo que ejercitan esas competencias que queramos desarrollar en  la asignatura.


Modelo flipped learning  con interacción on line previa a las clases

 Por tanto la enseñanza inversa nos da alumnos mejor preparados y más tiempo para ejercitar competencias en clase en actividades de aprendizaje activo e inductivo. En la enseñanza inversa el role del profesor deberá cambiar radicalmente con respecto al que venia desempeñando en la enseñanza transmisiva. Esto supone que el profesorado universitario necesitará intensificar su formación y desarrollo profesional docente.

We are the champions my friends
Equipo ganador (con su profesor) en una sesión de evaluación formativa
mediante aprendizaje basado en equipos 



¿Cómo son los profesores universitarios que cambian y se adaptan su enseñanza a lo que sus alumnos necesitarán en su futuro?


1. Creen que siempre pueden hacer algo mas para mejorar el aprendizaje de sus alumnos.

2. Son autodidactas, son capaces de establecerse objetivos de aprendizaje  y saben alcanzarlos con autonomía 

3. Aprovechan las escasas oportunidades de formación que les ofrecen sus instituciones y se apuntan a los cursos de formación, aunque a veces estos sean soporíferos.

4. Leen libros sobre nuevas metodologías de enseñanza y aprendizaje.

5. Aprenden de sus compañeros más innovadores porque trabajan en equipo con ellos y comparten experiencias en jornadas de innovación docente.

6. Innovan su docencia formando parte de grupos  innovación.

7 .Se crean su propio PLE  (Personal Learning Environment) en la red.

8. Si creen que les hace falta más  formación son capaces hasta de pagársela por su cuenta.   



¿Qué impulsa a innovar en docencia a los profesores universitarios?El ejemplo de la adopción del modelo de enseñanza inversa.

Gracias al "Registro de profesores que usan aula invertida (flippers) del Reino de España (y también ahora de otros países de habla española)" conocemos los motivos que impulsaron a 91 profesores profesores universitarios españoles registrados a empezar a usar el aprendizaje inverso.A continuación analizamos las motivaciones de los profesores universitarios españoles que han sido pioneros en aplicar el nuevo paradigma educativo del aprendizaje inverso implementando metodologías de enseñanza inversa en sus asignaturas. La información ha sido obtenida a partir del registro de profesores que han implementado en España el modelo de aprendizaje inverso. Ya tenemos más de 200 profesores flippers registrados en los distintos niveles educativos y podemos hacer un análisis preliminar de los resultados. Vamos a centrarnos en los 91 profesores universitarios que se han registrado.







 Los profesores universitarios que empezaron a implementar el flipped sin ninguna ayuda son un 34,3 % de los flippers e incluyen a aquellos que empezaron de manera autodidacta (verde 23,5%) y a los que lo hicieron por que estaban hartos  de la metodología tradicional (morado 10,8%) . A estos podemos sumar a aquellos profesores con capacidad de aprendizaje autónomo que sólo necesitaron libros o acceso a internet que son un 27,4 % del total e incluyen  al 13,7 % que leyeron libros sobre metodologías flipped (azul claro) y el otro 13,7  % que leyeron sobre estas metodologías en blogs y redes sociales (rosa)Destaco que un 6,9 % de los profesores universitarios flippers (este es casi la mitad de los impulsados por su PLE) declaran que fue la lectura de este blog lo que les impulso a implementar el modelo flipped learning.
Estos cuatro grupos de profesores automotivados y autodidactas suman un 61.7% de profesores universitarios que empezaron a innovar sin ser formados para ello por sus institución. Sólo un 30,4 % (naranja) empezaron a implementar el modelo flipped a consecuencia de su participación en cursos de formación del profesorado y un escaso 7,4% (amarillo) aprendieron de un compañero de centro que les sirvió de ejemplo. Por tanto, más de la mitad  de los profesores flippers en España han llegado a serlo sin recibir para ello ningún impulso procedente de sus instituciones universitarias. 
Llama la atención que sólo un 30,4 % de los profesores universitarios españoles que emplean el modelo de enseñanza inversa han sido impulsados a cambiar de modelo docente gracias a los  servicios de formación  que les prestan sus centros e instituciones. Este hecho pone de relieve la necesidad de una acción institucional más decidida en pro de la formación docente de su profesorado. Contra lo que aparece publicado en la prensa escrita no parece que muchos profesores universitarios flippers (0% en nuestra muestra) hayan llegado a serlo gracias a los años sabáticos que se conceden a algunos afortunados profesores universitarios. Tampoco tenemos por ahora casos de profesores que se hayan hecho flippers obligados por sus centros (aunque estoy seguro de que esto empezará a cambiar en unos años). 
Para cambiar este lamentable estado de cosas es necesario que los centros educativos inviertan más en el respaldo de proyectos de innovación docente, la formación de su  profesorado y en el fomento de su desarrollo profesional docente. 
El problema ademas de la falta de cursos de formación del profesorado es que el modelo de formación del profesorado tradicional está muchas veces basado en metodologías tradicionales expositivas y por ello es muy poco eficiente y su impacto es escaso: muchos profesores que van a cursos de formación en flipped, (yo diría que más de un 90%) luego no lo aplican de manera regular. La manera de ver la eficacia de una formación es comprobar su impacto comprobando que el cambio de modelo se ha producido ente los que han recibido la formación. Nuestro registro de flippers también pretende  servir saber cuantos de los asistentes a actividades formativas en flipped learning luego las han aplicado en sus clases y pueden aportar evidencias de ello en publicaciones y URLs. 
Lamentablemente, también son muy pocos los profesores universitarios españoles que han llegado a utilizar el modelo flipped siguiendo el ejemplo de un compañero (7,4%). Esto pone de relieve el exceso de individualismo en nuestros departamentos y la urgente la necesidad de una acción institucional más decidida en pro de la creación de condiciones que permitan que el desarrollo profesional de sus docentes por medio de su participación en grupos de innovación y equipos cooperativos de profesores. Es por ello muy necesario fortalecer el trabajo en equipo de los profesores y las dinámicas de desarrollo profesional colaborativo en los departamentos universitarios (por ejemplo imitando el estilo de modelo de desarrollo profesional docente japonés kounaikenshuu mediante jugyou kenkyuu).


    
Evolución de las motivaciones del profesorado universitario para empezar a usar el modelo flipped

Dado que el registro de profesores flippers lleva en funcionamiento cuatro meses podemos empezar a observar cambios entre los primeros que se apuntaron en el registro y los que se ha ido apuntando más tarde. Esos cambios son mostrados en la siguiente figura.



  
En el grupo de 35 pioneros predominan los autodidactas (33,3%) les siguen los formado en cursos (26,6%), los que leyeron blogs y redes(15,4%) van en tercer lugar y en cuarto los que leyeron libros sobre estas metodologías(11,1). En ultima posición están aquellos que estaban hartos de la metodología tradicional (6,6%) y los que siguieron el ejemplo de un compañero de centro (6,6%).
En el grupo de los que se han registrado posteriormente disminuye mucho el porcentaje de los autodidactas que se reducen desde un  33,3% un 21,4%  y de los que aprendieron en blogs y redes (de un 15,4% a un 10,8%). 
 Los profesores que fueron impulsados por sus lecturas de libros sobre metodologías son el grupo que más aumenta desde un escaso 11,1% a un pujante 19,4%. Por tanto, es necesario escribir más y mejores libros en castellano sobre el modelo y las metodologías flipped y sobre todo es necesario que más profesores universitarios los compren y los lean lean. Tal vez las bibliotecas universitarias podrían ayudar un poco comprando títulos sobre estas metodologías. Desde el grupo magistrales anónimos nos hemos lanzado a dos proyectos editoriales para la difusión de estas metodologías entre el profesorado de nivel universitario y estamos abiertos a propuestas para su difusión en niveles no universitarios.
Otro grupo que aumenta son los que llegaron al flipped gracias a  cursos de formación del profesorado que suben ligeramente desde el segundo puesto con un 26,6% hasta el primer puesto un 28,6 %, pero es un aumento que es inferior al que sería deseable. También aumentan los que aprendieron de un compañero de centro desde un 6,6% a un 8,9% pero siguen siendo una pequeña fracción del total. Los flippers debemos esforzarnos más por liderar con el ejemplo a nuestros compañeros.
A la vista de este estudio evolutivo parece que en el grupo inicial de flippers predominaban los autodidactas y los que usaban su PLE para aprender (los true innovators) en el grupo de los que se han registrado más tarde el porcentaje de autodidactas y usuarios de PLE disminuye mientras aumentan los que han sido formados en cursos promovidos por sus instituciones y los que han aprendido leyendo libros o siguiendo el ejemplo de compañeros innovadores. Este cambio de perfil puede ser explicado fácilmente desde la teoría de difusión de innovaciones de Everett Rogers que predice que los primeros en adoptar una innovación (true innovators) lo harán de manera autónoma y que después serán seguidos por otros (early followers) que seguirán las tendencias iniciadas por los true innovators. En este proceso van a ser muy importantes los cursos de formación, los boros sobre flipped learning y los grupos de innovación locales que difundan la metodología a sus compañeros de centro.
En ese proceso de difusión por proximidad va a ser muy importante dar visibilidad a estos flippers pioneros que aparecen a lo largo y ancho de nuestra geografía. El objetivo de este registro es por tanto primero reunir información de contacto con las que por ejemplo construir listas de twitter de flippers twiteros y después dar visibilidad a los flippers que se atreven a “salir del armario” y decir en público que aplican el flipped learning. Nuestro objetivo es dotar de visibilidad a los profesores que intentan hacer flipped learning y que se les quite de la cabeza el complejo de ser unos bichos raros. Son profesores innovadores que pueden aportar mucho a la mejora de la enseñanza y el aprendizaje en sus instituciones (si es que estas saben apreciarlo).
De esta manera con este registro pretendemos ayudar a que la mayoría del profesorado se de cuenta de que lo que esos valientes flippers están haciendo ahora, en unos años se va a convertir en la metodología mainstream en escuelas, institutos y hasta en las universidades. Por tanto, si eres un profesor flipper no dudes en apuntarte en el registro de flippers del Reino de España en el siguiente link: 



y si todavía no eres flipper, lee mucho este blog y veras como al final te conviertes al modelo de enseñanza inversa y centrada en el alumno. 

Distribución de los profesores flippers de nivel Universitario por comunidades autónomas 

Con el fin de conocer el grado de difusión del modelo inverso en las  universidades españolas y para comprobar si el pique regional es capaz de motivar a algunos profesores flippers a registrarse, hemos realizado un estudio preliminar de la distribución  por comunidades autónomas y Universidades de los profesores que han usado el modelo  de enseñanza inversa en España. 

Los resultados son muy interesantes, hay un pelotón de cabeza en innovación docente con la Comunidad de Madrid, Cataluña y la comunidad Valenciana muy destacadas del resto de comunidades autónomas. Es impresionante que en las universidades de estas tres comunidades pioneras en innovación docente estén casi dos tercios (casi un 63%) de los profesores universitarios que usan metodología inversa en universidades españolas.
 A continuación viene el grupo perseguidor encabezado por universidades de dos comunidades con universidades que han mantenido vigorosos programas de formación del profesorado Extremadura y Galicia con 6 profesores flippers. Detrás queda el pelotón encabezado por Rioja y Castilla León con  4profesores flippers, seguidas por Andalucía y Castilla la Mancha  con 3 y después Navarra, Asturias, Islas Baleares y Aragón con 2 e  y finalmente Cantabria y Murcia con 1. De farolillo rojo dos comunidades sin profesores flippers registrados por ahora (País Vasco e Islas Canarias). Animo a los profesores sin registrar a que se registren y así ayuden a mejorar la posición de su comunidad en este ranking. El análisis considerando las universidades también es muy interesante y debería ser preocupante para las instituciones que todavía no han empezado a formar a su profesorado en metodologías de enseñanza aprendizaje inversas.


Encabeza la clasificación la Comunidad de Madrid con 30 profesores flippers (destaca la UAH con 15 flippers entre los que están los fundadores del grupo de innovación magistrales anónimos, sigue la UCM con 7, la URJC con 7 y  cierra la clasificación la UC3M con sólo 1). En  segundo lugar se sitúa Cataluña  con 12 profesores flippers registrados de tres universidades (7 UB, 4UdL, 1 URV). En tercer lugar  la Comunidad Valenciana con 10 profesores flippers de 4 universidades (4 UA, 3UPV, 2 UV, 1UJI). En cuarto lugar Extremadura (6 UNEX) y  Galicia (6 U Vigo) con 6 profesores flippers en cada comunidad. En quinto lugar empatadas  Rioja (4 UR) y Castilla León  (2ULeón, 2 UVa ) con 4 profesores flippers en cada comunidad. En sexto lugar Andalucía (1 US, 1 Cadiz, 1U Málaga) y Castilla la Mancha (3UCLM) con 3 profesores flippers en cada comunidad. En séptimo lugar Navarra ( 2 UPN), Asturias (2 U Oviedo ), Islas Baleares (2 UIB) y Aragón (2UniZar)con 2 profesores flippers en cada comunidad. En octavo lugar con 1 sólo profesor flipper en cada comunidad Cantabria y Murcia. Finalmente en noveno lugar País Vasco e Islas Canarias en cuyas universidades no tienen por ahora profesores flippers registrados. 

La formación del profesorado universitario en modelo flipped ha hecho avanzar este modelo en algunas universidades mucho más que en otras. Destaco entre las Universidades más afortunadas a mi alma mater la Universidad de Alcalá que por ahora encabeza el ranking con 15 profesores flippers, La UCM, la URJC y la UB (con siete profesores flipper cada una), la de Extremadura con 6, la de Vigo (6),  la Politécnica de Valencia, la U de Lleida  y la de la Rioja con 4 cada una. Las Universidades del grupo G9 también destacan a este respecto pues  han realizado varios cursos on line sobre flipped classroom por eso no es de extrañar que haya flippers registrados de las universidades pertenecientes a este grupo: UCLM, UNEX, Oviedo, Rioja, Illes Balears, U de Zaragoza y Pública de Navarra.



Con este registro hemos pretendido promover un acto de autoafirmación que posteriormente se convertirá en reconocimiento publico de aquellos profesores que en cada institución están haciendo de punta de lanza en este cambio metodológico tan esencial para adaptar nuestras enseñanzas universitarias al nuevo contexto del siglo XXI.

Es necesario que se visualice que el cambio está empezando a ocurrir no sólo en las mejores universidades de países anglosajones sino también en las de nuestro país (tenemos profesores flippers registrados de 26 universidades españolas). En alguna institución (la Universidad de Alcalá) el porcentaje de profesores que han utilizado modelo flipped llega ya casi al 1% de su profesorado. Dar visibilidad de estos pioneros es necesario para que las instituciones se den cuenta  de la necesidad urgente de la formación del profesorado en modelos de enseñanza inversa. Sólo así esta se extenderá y sera implementada cada año por más profesores y más alumnos se beneficiaran de ella. Las universidades españolas deben tomarse muy en serio el adoptar iniciativas institucionales para difundir y extender entre su profesorado el nuevo modelo de aprendizaje inverso.


Como puede observarse en la siguiente figura estamos en una fase muy inicial del proceso de extensión de las metodologías de enseñanza inversa en las universidades españolas. Solo un pequeño porcentaje de los profesores más innovadores de las universidades españolas han experimentado con este modelo en el que la transmisión de información se realiza por medios electrónicos y permite que el tiempo de clase se dedique a otros usos. 
Universidades españolas con mayores porcentajes de profesores flippers en relación a susplantillas docentes
 en el contexto de la curva de Rogers de difusión de las innovaciones




Aunque algunas instituciones parten con ventaja gracias a la actividad de sus pioneros, nada esta decidido todavía, pues será en el próximo quinquenio cuando los programas de formación del profesorado multipliquen el porcentaje de profesores que empiezan a implementar el modelo de aprendizaje inverso en cada institución. Será entonces cuando unas instituciones saquen ventaja de sus iniciativas institucionales  y otras queden rezagadas. Pequeñas diferencias actuales se convertiran en brechas considerables cuando dentro de cada institución unos profesores empiecen a aprender de otros.
 En mi opinión la Universitat de Barcelona, la Universitat Politécnica de Valencia, la UCLM y la UAH (con cursos de formación del profesorado presenciales de flipped classroom y flipped learning) y el grupo de universidades G9 (con cursos de formación presenciales y on line) son ejemplos a seguir por sus iniciativas en favor de la extensión del uso del flipped learning entre sus profesores.