Licencia de Creative Commons
blog profesor 3.0 by Alfredo Prieto Martín is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Sígueme en twitter

lunes, 27 de febrero de 2017

Apuntes de la segunda sesión del taller de flipped learning en Melilla viernes 17 de febrero 2017



Empecé la segunda sesión del curso en flipped learning en la Universidad de Granada en Melilla mostrando el efecto a largo plazo del flipped learning con un ejercicio de interpretación de un gráfico:



¿Qué pasa con la moda de las calificaciones en las pruebas de evaluación del aprendizaje?

¿Qué pasa con la media?

¿Qué pasa con el porcentaje de alumnos que fracasan y no llegan al 5?

¿Qué pasa con el porcentaje de alumnos que alcanzan nivel de maestría y superan el 8?

La figura representa los cambios en calificaciones en una asignatura desde los años en los que usábamos metodología expositiva tradicional Los cambios que se observan son que la nota media sube, la moda sube, disminuye el porcentaje de los alumnos que fracasan (calificación < 5) y aumenta el de los alumnos que alcanzan niveles de maestría (calificación > 8).

Se me dijo que “eso que mostraba la figura, ya lo sabemos” (por que ya se habían estudiado los materiales que les había enviado con antelación para que se preparasen para las sesiones presenciales) con lo que siguiendo la metodología Just In Time Teaching (enseñanza a tiempo) me salté la introducción y plantee el siguiente plan sobre lo que había que hacer para llegar a lograr esos excelentes resultados de mejora de aprendizaje (lo había escrito previamente como plan de la segunda sesión en la pizarra blanca). El plan incluía 5 puntos a desarrollar:

1 Cómo motivar a los alumnos para que hagan el estudio previo e interaccionen con los materiales intentando comprender las ideas que contienen

2 Cómo obtener y analizar la información de las respuestas de nuestros alumnos

3 Cómo generar actividades para clase a partir del análisis de las respuestas de nuestros alumnos

4 Experimentar un método de evaluación formativa el team based learning como alumnos

5 Ejemplos de cómo responder a dudas urgentes

Empezamos con el punto 1 y comparé el proceso de conquistar las mentes de nuestros alumnos para que hagan el estudio previo con el fin de la segunda guerra mundial en el Frente occidental europeo. Primero es necesaria una acción de desembarco decisivo en las cortezas neuronales de nuestros alumnos. En el día D o desembarco de Normandía debemos convencer al mayor número de alumnos posible de que la manera de aprender más y tener éxito en nuestra asignatura flipped es realizar el estudio previo, responder a los cuestionarios asistir a clase y participar.

Para preparar el día D debemos preparar materiales de estudio inteligibles para que nuestros alumnos los estudien y debemos establecer un método de comprobación del estudio previo que nos informe de las cosas que más les interesen y más les cueste comprender. También deberemos preparar a conciencia una impactante presentación de la asignatura para lograr que nuestros alumnos decidan cambiar sus hábitos (al menos por una vez) y estudien los materiales que les proporcionemos antes de que estos sean tratados en clase.

En el día D con el fin de convencer a nuestros alumnos a estudiar el primer tema debemos hacer un buen marketing del modelo flipped, mostrándoles la evidencia científica que demuestra que con este método aprenderán más del doble que con la metodología tradicional. También debemos hacer que vean que aquellos alumnos que realizan el estudio previo sacan muy buenas notas y que aquellos que no lo hacen sacan peores resultados de aprendiz aje y calificación.

En asignaturas en las que empezamos a implementar el modelo flipped y los porcentajes de alumnos que estudian todavía son bajos podemos comparar sus pobres resultados con los de otras asignaturas en las que llevamos más tiempo usándolo y casi todos los alumnos se preparan para las clases:


También puede ayudar entregar a cada alumno en la primera clase de presentación de la asignatura unas cartas o emails impresos en papel escritas por compañeros de otros años que sacaron matrícula en las que cuentan a sus compañeros de la nueva promoción cual fue su estrategia de estudio en la asignatura para obtener esos excelentes resultados. Incluso puede venir bien un email de ese alumno que sacó sobresaliente o matrícula en la segunda o tercera convocatoria de la asignatura. En ese email el alumno ha confesado por petición expresa de su profesor: ¿qué fue aquello que hizo en esa convocatoria que le ayudo a tener tanto éxito y que obviamente no había hecho en las convocatorias anteriores en las que suspendió?



Estos mensajes ayudan a que los alumnos se den cuenta de que en esta asignatura si se esfuerzan tendrán éxito. Un ejemplo de esta labor propagandística en la primera clase del cuatrimestre puede verse en esta presentación de la asignatura de inmunología

Después de este impresionante desembarco inicial empieza el avance día a día en el que debemos demostrar a nuestros alumnos que nos leemos sus respuestas y nos las tomamos en serio. Esto lo lograremos reaccionando a sus respuestas de distintas maneras que denomino las 4 R (RRRR):
1.     Respondiendo a sus preguntas urgentes
2.    Replanteando las actividades a realizar en el aula en función de las dificultades y necesidades mostradas por los alumnos
3.    Reconociendo públicamente a los que se lo han trabajado y a los que participan en clase con preguntas y respuestas.
4.    Recriminando en privado a los que no han trabajado o se lo han tomado a cachondeo y han hecho un paripé.




A continuación, mi plan era tratar como hacer cuestionarios con Google forms para después pasar a ver como analizar la información de las respuestas de los alumnos. Estos temas ya los había introducido de forma general y somera el día anterior, pero me parecía conveniente profundizarlos. Como al final no nos dio tiempo a hacerlo os sugiero consultar la última presentación que os envié por email antes de las sesiones presenciales (401).

Sin embargo, una vez en el aula cambiamos de rumbo con respecto al previamente planificado, pues en el método just in time teaching, el profesor transfiere a los alumnos el poder de decidir que explicaciones necesitan con más urgencia. Carmen Robles preguntó sobre como podíamos crear actividades prácticas para que nuestros alumnos estuviesen practicando todo el tiempo en clase (que es lo que dice la definición formal del flipped classroom: envías la información antes de clase y realizas actividades prácticas en el tiempo de clase).

Tratar esta pregunta suponía saltar el punto 2 de recogida de datos y parte del 3 análisis de respuestas de los alumnos a los cuestionarios, para meternos directamente en el tema de las actividades en clase (pero eso es lo que significa transferir poder de decisión a los alumnos, sobre lo que se tratará en clase).

Yo respondí que, aunque ese era el ideal del flipped classroom, instrucción directa antes y práctica en clase, la realidad en el nivel universitario era distinta. La realidad es que en clases con elevado número de alumnos es muy difícil saltar desde dedicar un 90 % del tiempo de clase a explicar la información a aprender, a dedicar el 100% del tiempo de clase al cuestionamiento, la discusión sobre lo trabajado y la práctica.

 Cuando empiezas a flippear en la universidad con alumnos que nunca antes han seguido el método flipped es muy raro que el 90% de ellos te hagan el estudio previo. Lo normal es empezar por porcentajes de preparación previa mucho más bajos. Históricamente empezamos con porcentajes entre un 25 y un 40%. Con la experiencia hemos aprendido que si realizamos un buen marketing al principio de la asignatura, reconocemos públicamente a los que trabajan y les recompensamos con bonificaciones por contestar los cuestionarios de comprobación tal vez logremos que el porcentaje de los que estudian en el primer año suba al 50%. Si nuestra campaña de propaganda es muy eficaz tal vez lleguemos al 70%, pero no podemos actuar como si todos o casi todos los alumnos se hubiesen preparado fenomenalmente y no hiciese falta ya explicar nada. En estas condiciones en las que tenemos a la mitad de los alumnos preparados fracasaremos tanto si actuamos cómo si ninguno se hubiese preparado, o cómo si todos lo hubiesen hecho.

Si actuamos como si ninguno se hubiese preparado y seguimos explicándoles todo (algo que es lo que naturalmente le sale al profesor que se ha pasado su vida explicando a sus alumnos), estaremos adaptándonos a los alumnos que no han estudiado, pero con ello conseguiremos el efecto pernicioso de desanimar a los que realizaron el estudio previo para que sigan haciéndolo en el próximo tema. Sin embargo, si el profesor es capaz de explicar de manera que la clase sea más interactiva lanzando frecuentemente preguntas a sus alumnos, aquellos que hayan estudiado, tendrán la ventaja de que comprenderán mejor y podrán responder antes y mejor a las preguntas de su profesor con lo que además se llevaran positivos por su participación y obtendrán las mejores puntuaciones en la evaluación formativa.

Si nos vamos al otro extremo y, sin explicar nada, nos dedicamos en exclusiva a actividades de prácticas muchos de los alumnos no podrán seguir el ritmo por falta de preparación previa y el profesor tendrá que prestarles mucha asistencia individualizada. Eso puede hacerse si nuestra clase tiene pocos alumnos, pero será más difícil si tenemos 80 alumnos en el aula.

Por ello, en mi opinión y en la de mis compañeros del área de inmunología de la Universidad de Alcalá, es mejor seguir un camino intermedio en el que combinemos ambas cosas explicaciones y actividades. Así podemos explicar y trabajar ejemplos prácticos enfocándonos en las dificultades de nuestros alumnos. En el flipped classroom with Just In Time Teaching, si el profesor ha tenido tiempo para realizar un análisis de las respuestas de sus alumnos, conocerá las dudas y dificultades de los alumnos que estudiaron antes de empezar las clases con lo que podrá replantear la clase para que resuelva las dudas más frecuentes de aquellos que estudiaron. Los que no estudiaron se sentirán un poco fuera de juego y se equivocarán cuando planteemos cuestiones de evaluación formativa, pero al menos podrán sacar algo de lo hecho en clase y experimentarán un potente estímulo para estudiar el siguiente tema. Además, por imposición del EEES en los planes de los nuevos grados tenemos horas de seminarios y prácticas de laboratorio en las que se puede seguir el enfoque del 100% del tiempo dedicado a práctica, actividad o evaluación formativa.

Hay otras maneras de seguir el camino intermedio que combina explicación del profesor y actividad del alumno en el aula. En el PEPEOLA el profesor se da cuenta antes de empezar la clase de qué preguntas fallan sus alumnos y enfocará su clase en trabajar los conceptos erróneos y en explicar aquello que según los resultados del test los alumnos no han aprendido.  Otra manera de seguir el camino intermedio es hacer el peer instruction. En este método, vamos intercalando cuestionamiento, con discusiones entre compañeros y miniexplicaciones según vaya siendo necesario en función de lo que respondan los alumnos a las cuestiones planteadas por el profesor.  Otra manera es empezar el tema con un examen formativo al estilo del Team based learning. De esta manera nuestros alumnos serán evaluados por lo que han aprendido en el estudio previo. Los que no lo hicieron se darán cuenta de que no tienen ni idea pero podrán aprender después discutiendo con sus compañeros de equipo pequeño. Otra manera es introducir ejercicios, casos y proyectos.

Aquí reproduzco una imagen que muestra distintas maneras de introducir actividades en clase para hacer que esta sea más participativa e interactiva.


La pregunta de Carmen Robles sobre qué actividades realizar en el tiempo de clase me dio pie a ir directamente al punto 4 sobre ejemplificar actividades en clase empleando team based learning para realizar tareas de evaluación formativa y discusión sobre las justificaciones a las respuestas planteadas en el test.

Para ello repartí a los participantes un cuestionario formado por nueve preguntas sobre los métodos de comprobación y fomento del estudio previo. Les pedí que respondiesen primero individualmente y que después discutiesen en pequeños equipos y llegasen a consensos sobre cuál es la respuesta correcta a cada una de las preguntas del cuestionario. Los miembros de cada equipo discutieron entre si y contestaron a los cuestionarios primero sobre la hoja de papel. Luego pedí a los participantes que hiciesen login como students en la app Socrative y se incorporasen a la clase. Mostré las posibilidades de uso de la app socrative e iniciamos una Space Race. Los participantes contestaron usando sus smartphones y la app socrative. Tras la competición nos llegó la hora del recreo y el cafetito con dulces. 

Tras el recreo hicimos una discusión general de las justificaciones a las distintas respuestas de cada pregunta. Hicimos esto de distintas maneras para fomentar que participasen todos y así esclarecimos dudas y los participantes profundizaron su comprensión sobre los métodos de fomento del estudio previo que habían estudiado.

 Tras finalizar la fase de discusión descubrimos quienes habían sido las ganadoras de la Space Race: Carmen y María José que lo celebraron ufanas y contentas, sólo les falto ponerse a cantar Campeones Campeones Oe Oe Oe (dados los fiascos que habíamos sufrido con la reproducción de vídeo en directo, no me atreví a poner el vídeo de celebración del triunfo).  Mostramos que los informes de resultados pueden enviarse directamente a Googledrive o por email. Mostramos como en los mapas de color pueden verse en cada fila los aciertos y fallos de cada alumno con lo que la evaluación del aprendizaje resultado del estudio previo puede ser calificada. También podemos ver en cada columna el porcentaje de alumnos que han acertado cada pregunta y de esta manera seleccionar para un repaso aquellas preguntas que han sido más difíciles porque más alumnos más alumnos las hayan fallado.  

A continuación, Alicia me preguntó si esta metodología la podía llevar a cabo el profesor universitario sobrecargado con 32 créditos o el que tiene además de la docencia, una abrumadora carga de responsabilidades de gestión. Además, me preguntó sobre qué era lo que yo había hecho con las respuestas de los participantes. Con respecto a la primera cuestión comente que el flipped es una metodología flexible. Esto es, que el profesor puede aplicarlo en función del tiempo de preparación del que disponga. Comente que, tras la inversión inicial en creación y selección de materiales y creación de herramientas de evaluación formativas (cuestionarios y tests), el profesor puede reutilizar mucho de lo hecho en el año anterior y que entonces la mayor parte del trabajo se dedicará al análisis de las respuestas de los alumnos. Comenté que este análisis también es flexible en función de la disponibilidad de tiempo del profesor: lo podemos restringir si nos falta tiempo a las dudas urgentes y lo podemos extender más en función del tiempo para la preparación del que disponga el profesor en esa semana.

A continuación, y dado que me habían dado pie a ello fui comentado alguna duda urgente o comentario que las participantes habían manifestado en los cuestionarios de expectativas. Los fui repasando en el orden en el que los había recibido. Para responder a una pregunta planteada por María Jose en su cuestionario de expectativas puse un vídeo de Aaron Sams y Jonathan Bergman que muestra como el modelo flipped puede ser aplicado a las distintas disciplinas.

También respondí a un comentario del cuestionario de María Rodríguez en el que manifestaba querer experimentar una verdadera flipped classroom y le contesté que una verdadera flipped classroom es la que aprovecha lo que los alumnos han estudiado y comunicado antes de clase para hacer durante la clase cosas que no podrían haberse hecho sin ese estudio previo: hacer actividades prácticas y de aplicación, resolver dudas, contrastar expectativas de unos y otros alumnos y realizar evaluación formativa, debates e indagaciones.

Pongo aquí una imagen que muestra cómo podemos utilizar las preguntas urgentes de nuestros alumnos en los cuestionarios de comprobación del estudio para generar actividades de clase.



Beatriz había preguntado en su cuestionario sobre los procedimientos que debíamos seguir para aplicar el flipped con éxito. Respondí que era muy importante vender bien las ventajas del método a los alumnos para motivarles a implicarse en el estudio previo, orientarles adecuadamente sobre lo que debían hacer para prepararse, analizar concienzudamente sus respuestas para: reconocer su trabajo, rediseñar las clases y detectar precozmente los problemas de aprendizaje y remediarlos a tiempo.

María del Mar Ortiz quería aprender a hacer preguntas adecuadas y motivadoras a su alumnado Aquí os dejo un ejemplo de cuestionario de preguntas abiertas para el just in time teaching

La pregunta urgente del cuestionario de Carmen robles era cómo diseñar todo lo necesario para esta metodología. Considero que es importante diseñar:

1 Un buen plan de propaganda del método a los alumnos,

2 Materiales de estudio. crear o recolectar y curar recursos en videos y documentos para que los alumnos realicen el autoestudio previo a las clases,

3 Cuestionarios de comprobación del estudio, con herramientas como Google forms

4 Documentos hipermedia que reúnan y hagan llegar a nuestros alumnos todo lo que necesitan para prepararse instrucciones, recursos, cuestionarios

5 Un procedimiento de análisis de respuestas de nuestros alumnos

6 Más actividades para realizar en el tiempo de clase, estudios de caso, viñetas experimentales, cuestionarios de evaluación formativa

 La pregunta que destaqué del cuestionario de Alicia era cómo conseguir que estos métodos no se conviertan en una carga de trabajo que sea excesiva para el profesor. Contesté que esa es una posibilidad real y que para evitarla hay que ir cambiando progresivamente. El primer año con el método flipped desarrollamos hipertextos y cuestionarios y nos centramos en comprender las dificultades de nuestros alumnos y eso nos llevará al rediseño y la mejora de los materiales instructivos. No nos dará tiempo a mucho más.

El segundo año nos ahorramos mucho trabajo porque reutilizamos todo lo que tenemos preparado del año anterior y por ello tendremos tiempo disponible para buscar recursos adicionales, para extender y profundizar el análisis de las respuestas de nuestros alumnos e incluso para intentar responder por escrito a sus dudas urgentes. En años sucesivos la carga de trabajo del profesor se reduce y se van incorporando nuevas actividades de práctica, evaluación formativa y recursos adicionales. A esto nos puede ayudar usar la metodología flip in colours que convierte las dudas de nuestros alumnos en origen de actividades de distintos tipos que podemos hacer en clase.

Nosotros, los profesores del área de inmunología de la universidad de Alcalá, que ya llevamos en esto unos cuantos años estamos ahora utilizando el análisis de datos de nuestros alumnos para detectar a precozmente a los alumnos con trayectoria de riesgo y poner remedio a sus problemas antes de que sea demasiado tarde.


Carmen Enrique preguntaba en su cuestionario si era posible con la metodología flipped acabar el temario cuando tenemos alumnos con distinto nivel de formación inicial. Conteste que sí, que gracias a la metodología flipped el alumno que necesita prepararse más para alcanzar a sus compañeros puede hacerlo pues si le hace falta puede autorregularse y dedicar más tiempo a la dedicación previa. El estudio previo es una oportunidad para que los alumnos con dificultades que parten con una base más floja puedan ponerse al nivel de sus compañeros.

Finalmente, María López comentaba haber realizado con éxito metodologías innovadoras e interdisciplinares. Su experiencia es que después de invertir grandes dosis de trabajo y entrega por parte del docente, una vez superado el escepticismo inicial de los alumnos los resultados merecen la pena y la motivación de los discentes está garantizada. Mi experiencia coincide plenamente con la suya.

Cómo no nos dio tiempo a verlo todo, al final os aporte dos documentos para que prosiguieseis vuestro trabajo. Una rúbrica guía para vuestro proyecto de unidad flipped que os ayudará a centraros en lo importante: 1 objetivos de aprendizaje, diseño del material de estudio previo 2 feedback al alumno tras ese trabajo previo, 3 actividades para el Aula. 4 actividades de evaluación y rúbricas.

 Finalmente, os comenté que pensando en el futuro sería conveniente que reflexionaseis en pequeños equipos disciplinares sobre qué cosas les cuestan comprender y aprender a vuestros alumnos y alumnas y que os planteaseis como el modelo flipped y otras innovaciones metodológicas podrían ayudar a mejorar los resultados de aprendizaje de vuestros alumnos.

Os doy las gracias por haberme tratado tan bien en el campus de la Universidad de Granada en Melilla y espero recibir en el futuro noticias de vuestros logros al implementar el modelo flipped en vuestras asignaturas.

Un abrazo

Alfredo Prieto